miércoles, 25 de febrero de 2009

Las ocurrencias de un alcalde en una fría tarde de febrero

Hay frases que pronunciadas con acierto en algún momento de la vida se convierten en clásicos de la literatura. Frases de las que echamos mano a veces cuando queremos ilustrar alguna crítica o alabanza.

Poco afortunado fue sin embargo el señor Ibor al pronunciar en la prensa y con cara sonriente: “En épocas de crisis se ha demostrado que se produce un aumento de delitos contra la propiedad”

Así al alcalde de Paiporta, para paliar el problema de la crisis, del hambre y del desahucio, se le ha ocurrido la brillante idea de decir ante la prensa que aumentará la plantilla de policía…

Después de decir que el municipio es muy tranquilo asegura que “nos tenemos que adelantar a los acontecimientos” y por ello afirma que ha elaborado un plan de prevención porque Paiporta “tiene que prevenir estas situaciones antes de que ocurran”.

Parece que el poder ciega la mente. ¿Cómo se puede decir que ante el hambre represión? ¿Cómo se puede ser tan poco sutil a la hora de tratar el problema de la crisis, el paro y la pobreza?

“¿Qué hará la gente cuando no pueda comer?”, se pregunta el ilustre letrado.

Solía decir mi abuela haciendo referencia a los años de la guerra que “en Valencia no se pasa hambre” claro que, en aquellos tiempos Valencia estaba plagada de fértil huerta y la policía estaba enzarzada en otros asuntos represivos. Ahora en la huerta valenciana solo hay ladrillo y éste para un poco duro para comer.

Triste, es triste comprobar como el pueblo se vuelca y deposita su confianza en personas que solo piensan en su ego personal, personas que solo dejan ver su imagen exterior enfundadas en perfectos trajes temiendo que la pobreza pueda dejar alguna salpicadura de suciedad en ellos.

En otro de los párrafos de la nota de prensa el señor Ibor nos dice “nos ha tocado vivir la peor época” y justifica su afirmación, porque “hemos heredado una herencia de cinco millones de euros de deudas del anterior gobierno socialista”.

Esta frase la repite tantas veces que ha llegado casi a hacerla célebre. Pero si bien es cierto que el Ayuntamiento arrastra una importante deuda desde antaño, no es menos cierto que él y su equipo hacen poco para paliarla, y no voy a volver a decir lo de los desmesurados sueldos y lo del despilfarro de su área de comunicación e imagen. Solamente le pido al alcalde que gire la vista al pasado, no al lejano pues ese ya sé que no lo quieren recordar, le pido que gire la cabeza al pasado más inmediato, al de hace apenas dos años cuando orgulloso alzó el bastón de mando y pronunció aquella otra célebre frase de su historial “hoy es el día más importante de mi vida” ¿certera? sí, para él sí, pero para Paiporta éste no fue un día importante. Mientras el pueblo ve mermar día a día su poder adquisitivo y la educación se hunde por las grietas, la deuda de las arcas no merma, ¿dónde se invierte? ¿en más policías quizás? ¿en imagen? ¿en toros? ¿en paripé?

Señor Ibor, cuando el pueblo no pueda comer va a necesitar algo más que policía, va a necesitar un poco de sensibilidad y humanidad.
“Se puede tener por compañera la fantasía, pero se debe tener como guía a la razón.
Samuel Johnson (1709-1784)
Escritor inglés”


Isabel Martín Gómez
Regidora Compromís per Paiporta

Seja o primeiro a comentar

Publicar un comentario

Compromís Per Paiporta © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO